CAMINO A HARAR JUGOL

 

bt imagenes

Al ver las fotos de Harar, que llegó a ser independiente y varias veces conquistado, hasta fue parte de Egipto, se piensa como serán los alrededores.  Es una zona semidesértica donde pastorean cabras y vive el pueblo Afar. Son nómades y en estos refugios abovedados de ramas y el material que consigan viven familias. Por lo general las mujeres con los niños. Los hombres están con el pastoreo.

Se ven muchos camellos sueltos por el campo o en los caminos, también se los usa para carga y terminan en las carnicerías. El mayor producto de venta es carbón y leña. En pocas palabras, la desertificación avanza.

El agua se vende en bidones (amarillos) y los encargados son los que tienen algún vehículo para poder ir hasta el pozo a muchos kilómetros.

Vemos en las últimas fotos ganado vacuno. Los que mueren de sed se transforman en alimento para los buitres. Este ganado, que necesita más agua, lo vemos pastar por lo que en otra época fue un lago. Ahora hacen pozos y a pocos metros de profundidad extraen agua para los animales, riego y consumo humano.

Se ven cosas curiosas en los refugios, tales como pavas. La sorpresa es que son de plástico. La usan como jarra para beber y lavarse antes de orar. Sus pertenencias son mínimas.

Ya cerca de Harar el camino se bifurca y como estamos casi en la frontera aparecen los camiones del Ejército y por supuesto las camionetas de la UN. Cada tanto hay “puestos” religiosos donde los santones reciben a sus fieles les dan agua bendita que les produce una fuerte diarrea y con eso se purifican. Son las construcciones de chapa con los colores de Etiopía.

Desde los andamios, la leña y el carrito de rueditas de los chicos se hace con ramas o troncos de Eucalipto. Crece muy rápido, se lo tala y se lo deja brotar de nuevo. Hay plantaciones inmensas.

 

Los comentarios están cerrados