GALLERIES OF JUSTICE MUSEUM. NOTTINGHAM

 

bt imagenes

El edificio data del 1610, pero solo quedan algunas celdas de 1710, un ala del 1800 y la extensión realizada en 1833.

Hasta 1790, las mujeres halladas culpables de matar a su marido eran sentenciadas a ser quemadas vivas en público. Solo durante el reinado de Enrique VI fueron ejecutados 72000 criminales. Entre 1770 y 1830, la cifra fue de 7000 dado que se condenaba a muerte por causas más graves.

Durante los primeros 9 meses, el reo quedaba incomunicado a solas con su conciencia para que aprendiera disciplina. Luego podía ir a las salas de trabajo. La distancia mínima entre reos era de 4,5 metros. No podían hablarse entre si. Como castigo hacían mover la manivela durante 8 horas, con descansos de 5 minutos por cada una.

Hasta 1215, cuando la Iglesia se apartó de los juicios, el que decidía si alguien era culpable o inocente era Dios. Por ejemplo, si el reo era sumergido en agua bendita y se hundía, era inocente; si flotaba era culpable: el agua no admitía la culpa.

En un primer momento los presos usaban un uniforme marrón con marcas para identificar la pena que tenían. Luego fue solo  marrón. Tenían un sombrero que se convertía en máscara y debían usarlos en los recreos o cuando salían de sus celdas para que no se pudieran reconocer entre ellos.

La edificación actual es estilo victoriano, al igual que los pabellones de las celdas. Lo mismo se hizo en Australia y en Ushuaia

Los comentarios están cerrados