Joal, cerca de Dakar

Sin título-3

bt imagenes

En este lugar, costa sobre el mar, nos encontramos con las piraguas o los llamados “cayucos” por los españoles. Por lo que pudimos ver no tienen nada del clásico “cayuco” (tronco vaciado por alguna herramienta o fuego, de palmera o madera blanca). Así se los llamó cuando la emigración de Senegal comenzó a llegar a Canarias desde la costa de St. Louis.  Pero en si se le dio nombre de “cayuco” a toda embarcación de fondo plano y similar a una canoa.

Creo que es más por una situación de superioridad mental que real. Blanco – Negro. etc…

Pero este primer contacto fue un hermoso golpe. Era lo que estábamos buscando con mucha ansiedad durante el viaje, o mejor dicho en el pre viaje porque no bien comenzamos la primera mañana en Dakar ya estábamos con ellas.

Luego el recorrer Senegal nos deparó muchas sorpresas que nos dieron una visión más grande y realista de sus embarcaciones primitivas (??) y su uso actual.

El trabajo es duro. Salen a navegar y según el tamaño pueden ser unos 3 a 7 hombres. También varia la cantidad de días que quedan fuera, si llevan o no hielo. Pero en definitiva si bien salen a navegar existe mucha gente trabajando de la pesca. Desde los que conducen los carros para bajar la pesca, el motor y las redes, de aquellas piraguas que quedan fondeadas a los que están haciendo reparaciones sean carpinteros de ribera o talleres de motores. También encontramos grupos que secan el pescado al sol, otros lo salan y otros lo ahúman. Formas diferentes de preservarlos para poder enviarlos al interior del país que es muy pobre. Hacen grandes fardos que sobre pallets los cargan a camiones.

En la costa lo más normal es que la comida diaria, mediodía y cena, sea pescado con arroz. Cambia la salsa (más o menos picante) y alguna verdura.

Los comentarios están cerrados