MUSEO FRAM

 

Sin título-1

bt imagenes

Es uno de los Museos más visitados  de Oslo. Esta junto al Museo Marítimo, al Museo de la Kon Tiki. Cerca del Folk Museum. Una zona imperdible.

El FRAM  tiene un par de expediciones que hicieron historia. La del Polo Norte donde quedo a la deriva  en el casquete polar (a propósito) para ver hacia donde lo llevaba y la que más me atrapa es la del viaje a la Antártida cuando Amundsen conquista el Polo Sur en 1911.

El Museo fue cambiado totalmente. La primera vez que lo visite fue en 1985. Me quedaba cerca, estaba haciendo un voluntariado en el Museo de la Kon Tiki en frente.  En esa época hablar de que el hombre se desplazó por el mundo navegando era sinónimo de loco. En Argentina Ibarra Grasso me alentó a seguir mis pensamientos y estudiar en el exterior. Cosa que hice en Roskilde (Dinamarca) y en Oslo. También en la Coruña. Pero es otro tema.

Ver el FRAM con su concepto de huevo (casco que si el hielo lo va apretando tiende a salir hacia arriba) y su fortaleza es algo único. Ver el coraje y los elementos que tenían para vivir o trabajar (la foto del camarote del médico cirujano con serruchos etc., eso solo me haría correr).  El sistema del timón y la hélice que se pueden retirar para que el hielo no las destroce. Todo muy pensado.

Las paredes del Museo fueron re planteadas y se desarrollaron muestras permanentes de las distintas expediciones. En popa donde el buque se achica y el Museo queda más amplio hay exposiciones temporales.

En esta planta de suelo está un café y el negocio de suvenires y librería, con libros raros difíciles de encontrar.

Los comentarios están cerrados