MUSEUM OF THE FUR TRADE. NEBRASKA

 

bt imagenes

Visitamos en Nebraska un importantísimo museo privado: The Fur Trade Museum. Este comercio fue el inicio del gran interés en estas tierras. Además de la inmigración por persecuciones religiosas en Gran Bretaña y luego sacarse los criminales  de su territorio, o el éxodo voluntario a las hambrunas impuestas por los monarcas. Los suecos, franceses y holandeses principalmente, llegaron por el comercio de pieles.

Es algo casi olvidado pero si recordamos esas antiguas películas de canoas, carretas y barquitos repletos de pieles  es algo muy interesante. Son los que realmente comenzaron a internarse tierra adentro, casi diríamos bordeando ríos, y tratando con los pueblos que iban encontrando. Hasta que se tomaban confianza mutuamente.

Algunos eran simples cazadores y hacían sus correrías anualmente enseñando a los indios del lugar, jóvenes, a atrapar animales y cuerearlos a lo largo del año y este volvía con mercancías. Para ello existían una gran variedad de trampas según lo que se quería agarrar. Decenas de tamaños distintos.

En el caso que vemos este “cazador” y comerciante de pieles se estableció e hizo como un centro de comercio: TRADE POST. Y es auténtico. Funcionó entre 1837 y 1876 aprox. Este contó con la ayuda de los Sioux  además de casarse con una hija del jefe de esa tribu. Esta era una práctica frecuente para salvar la cabellera.

Pero los primeros sobre la costa este internándose un poco en el territorio comenzaron hacia el 1600; en los mapas ya vemos 1640 aprox. con las flechas de los recorridos.

El intercambio de pieles  era en especial frazadas que las usaban como telas de abrigo, adornos (cuentas de vidrio, etc) armas y Whisky, cuchillo  y luego cosas varias en general.

Para los indios fue un gran adelanto poder contar con telas  para confeccionarse pantalones, camisas y las frazadas usadas para dormir o como manto para los días fríos.

Pero los cautivó prendas como parkas con bordados que las cambiaban por muchas pieles de búfalo.  Un gran cambio  estos lujos.

El Castor fue fundamental dado que con su pelo en Europa hacían  sombreros de todo tipo, desde el bombín al de copa.

Con pieles más finas los mujeres europeas y también hombres hacían cuellos para los abrigos o estolas.

Vale la  pena recordar estos inicios que uno tiene olvidado. Las pieles eran el oro de mérica. Luego fueron las tierras, el petróleo, etc.

EMBARCACIONES

Las más eficientes  fueron las canoas de corteza que utilizaban los indios mocainos  y otros.

Las hacían de abedul que pegaban con resina de pino. Costillaje por dentro (la clásica canoa canadiense) con su proa y popa para cortar agua en los rápidos.

Las había muy grandes que permitían una buena carga de pieles pero los rápidos hacían muchas veces difícil el trayecto y debían sortearlos por tierra.

También hubo embarcaciones en el Missouri a remo, con fondo plano que después fueron reemplazadas por las de vapor.  El comercio era grande  con cifras varias veces millonarias.

Los comentarios están cerrados