OLD TOLBOOTH. EDIMBURGO

 

bt imagenes

Se trata de un edificio de 1591 al mejor estilo escocés Medieval. Alojaba a la Municipalidad, a la corte al sheriff y una cárcel para todo tipo de delitos. Desde deudores, criminales, prostitución, etc. También, tanto afuera como en la sala de ingreso, funcionaba como lugar de encuentro para discutir temas de la ciudad.

La torre fue construida en 1591. Es muy importante la función de esta torre, dado que allí estaba el reloj comunitario. Antes de esto habia unas campanas que marcaban las hora de trabajo en el  pueblo.

Tenía unas salas grandes para las reuniones del Consejo.

Estos Tolbooth datan del siglo XIV,  luego de las guerras de independencia de Escocia.

Prisión

Los castigos que implementaban era una variada gama de torturas, desde romper los dedos, o las pierna, a dejar al prisionero encerrado con una máscara por días para que no pueda hablar. A partir de 1745 se llevaron a cabo las ejecuciones (horca) que antes se hacían en la plaza, en la zona del mercado.

Antes de la puerta de entrada había cepos de hierro donde se ponían a los que habían cometido algún delito, así la población podía verlos y memorizar las caras. También, en varias partes externas del edificio, había collares de hierro con cadenas amuradas en la pared para exhibir más ofensores de delitos varios.

También se realizaban ejecuciones de horca y luego eran descuartizados. Los dejaban colgados varios días para que la gente los pueda ver.

Hubo personajes muy importantes cuyas cabezas quedaban en exposición en el mercado hincados en una lanza, como ser  la cabeza del Regente  Morton que estuvo expuesta en 1581 por 18 meses. La cabeza de Montrose estuvo desde 1650 hasta 1660, cuando fue reemplazada por la del Marqués de Argyll en 1661.

Los niños de 12 a 14 años tenían cierta libertad y estaban libres dentro del edificio salvo que tuvieran mala conducta y los encerraban. Casi todos estaban por robos menores. Hay una celda que en realidad es una jaula que lleva el nombre de Iron Cell, en ella alojaban a los que iban a ejecutar.

Todo esto en una suciedad acumulada por cientos de presos que pasaron por estas celdas y el olor de aguas servidas y putrefacción eran terribles.

Si el preso disponía algo de plata su condición de encierro cambiaba y podía quedar ambulatorio por el edificio y en alguna celda con más ventilación. Hasta podía prepararse comida.

El edificio está en la Royal Mile, que es lo que separa el Palacio Real del Castillo de Edimburgo. Realmente recorrer esta milla y pasar por la catedral o los imponentes edificios de granito de una Escocia medieval es como vivir un sueño.

Hoy Funciona el Museo del pueblo (de Museum of the People) en las salas superiores. Se puede ver los diferentes oficios, la actividad política, y la forma en que vivían. Había edificios con habitaciones chicas como una celda y alli debían tener todo.  Una gran pobreza.

Los comentarios están cerrados