OSLO DEL 1800 Y DEL 2016

 

bt imagenes

Hay una pequeña zona de Oslo que quedó con algunas construcciones de fines del 1800. Vale la pena recorrerla. Serán unos mil metros frente a un cementerio. Casas típicas con colores de aquel momento muy bien mantenidas. Algunas son residencias, otras fueron transformadas en Pubs y restaurantes.

Había estado muchas veces en Oslo pero nuca la había visto. Por otra parte algo totalmente nuevo es el ingreso al puerto de Oslo donde sobre islotes  construyeron una serie de edificios modernos para oficinas, un hotel The Thieve que recuerda la época donde dejaban en los islotes a los criminales y los ajusticiaban (no se trata de una ex cárcel). También hay varios edificios de departamentos que poseen su amarra. En verano conviene en muchos casos desplazarse por agua y no por tierra. También encontramos el Museo de Arte Contemporáneo diseñado por el Arquitecto Piano, que realmente vale la pena visitar.

Dos Oslos extremos pero con el mismo sentimiento de aprovechar todo espacio y materiales en forma racional.

Los comentarios están cerrados