Pescadores de Cap Skirring

Sin título-3

bt imagenes

Este lugar se hizo famoso hace unos 20 años cuando se instaló el Club Mediterranee. Luego de este establecimiento se fueron abriendo muchos otros, decenas, y también loteos y “countries” con una docena de casas sobre el mar, más grandes o más chicos. Esto hizo que aparecieran muchos comercios y artesanos sobre la calle principal, que es la de la parte de atrás del Club Mediterranee. Pero todo esto se hizo por su espectacular playa y mar.

Ahora hasta hay un aeropuerto. De Francia hacen Paris Dakar y luego Cap Skirring sin tener que deambular por los tortuosos caminos de Senegal, dignos de una constante carrera del Paris – Dakar.

Pero lo que vine a buscar era realmente las piraguas y la actividad de los pescadores. En este lugar fue fabuloso.  Si bien para muchos es más de lo mismo para mí tiene otro sentido. Aquí realmente vimos a los pescadores de altura de Senegal con “piraguas” inmensas. Salen a mar abierto y vuelven con una carga impresionante de pescados.

En el mismo lugar se procesa, secado o ahumado y se lo clasifica por especie de pescado. Hay desde lenguado a tiburón, mero o morena. De todo.

Allí vuelve el procedimiento de las mujeres negociando la venta de pescado según su tipo y para qué fin (secado, ahumado, fresco) para todo ello grupos de mujeres cuchillo en mano cerca de la rompiente los limpian, luego va al proceso de secado o ahumado y se arman grandes fardos para un pallets y se lo llevan los camiones al interior del país. Donde las proteínas no llegan si no es de esta forma.

Por otra parte encontramos un grupo de gente muy sociable. Las mujeres hasta con 2 niños en brazos, uno en la espalda, el otro contra el pecho trabajando. Una de ellas me dice si le compro uno. El precio es el de una vaca aproximadamente. Sucede que es una costumbre al dar una dote por el casamiento de una hija, a veces entregan al hijo menor a la otra familia.

Los comentarios están cerrados