PORTUGAL

PORTUGAL Y SUS EMBARCACIONES PRIMITIVAS DE TRABAJO

7  CAPITULOS

 

CAPITULO 1: FRAGATAS DO TEJO Y DUERO

bt imagenes

Este pequeño país rodeado de montañas y el océano Atlántico, recientemente casi incorporado a  la comunidad europea (1990), se mantuvo bastante aislado del resto de Europa; un poco por su posición geográfica pero más fue a raíz del gran vuelo que adquirió en el siglo XV  cuando se convirtió en  la principal potencia dominando los mares y comenzando la era de los descubrimientos. [VER MAS]


CAPITULO 2: FRAGATAS DEL TEJO (2013)

bt imagenes

Regresamos nuevamente a Lisboa unos años después y nos encontramos que un grupo de entusiastas habían formado un club para construir embarcaciones tradicionales del Tajo. Había de grandes y chicas. Sirvieron para traslado de mercaderías de todo tipo de materiales de construcción. Las más pequeñas sirvieron para transporte de personas o pequeñas mercancías, tipo fletes. Es muy importante haberlas recuperado para no perder la tradición náutica. Como pudimos ver en el álbum anterior, en el mismo lugar, 20 años antes, habíamos encontrado un cementerio de barcos. Fue muy importante el accionar del Eco Museo de Seixal que salvó muchas embarcaciones. Esto lo veremos en un capítulo aparte. Este viaje fue organizado por el International Congress of Maritime Museums en el 2013. En realidad todas estas vistas tuvo un responsable que fue Organizado por el Museu da Marinha, en Caiscais costa de Estoril. Rear Admiral Antonio Bossa Dionisio y el nuevo  (febrero 2013) Diretor do Museu de Marinha, Capitão-de-fragata da classe de Marinha António José Duarte Costa Canas  su antecesor fue Rear Admirtal Antonio Bossa Dionisio. Todo bajo la Dirección del Diretor da Comissão Cultural de Marinha, José A. Vilas Boas Tavares, vice-almirante.


CAPITULO 3: RIA DE AVEIRO Y BARCO MOLICEIRO 

  bt imagenes                       

 

 

La laguna de Aveiro ocupa una superficie de unas 11.000 hectáreas, es prácticamente un inmenso delta con islas, juncales  y espacios cultivables que tiene una angosta salida al mar entre Barra (con un gran faro) y San Jacinto. Esta laguna. lógicamente. tiene partes con agua salada y son las que dependen de la entrada de mar; el resto es de agua  dulce. Sin estar preparados a ver algo especial, notamos que  cada tanto aparecían  unas embarcaciones con proas y popas muy llamativas, profusamente decoradas con dibujos pintados con colores muy vivos. También nos llamó la atención el bajo francobordo,  evidentemente se trataban de cargueros. A medida que veíamos uno, comenzamos a notar que tenían un  lugar de amarre  predeterminado, en algunos casos una especie de dársena bien construida y una senda lo unía a una explotación agrícola minifundista. [VER MAS]


CAPITULO 4: ESPOSENDE  

bt imagenes

La costa atlántica, desde el rio Minho  hasta Porto, tiene  como característica una sucesión de pueblos pesqueros con barcos diferentes según las regiones. Los hay de todos los tamaños, desde simples botes que se ayudan con una pequeña vela a pesqueros de altura totalmente construidos en madera. En Esposende nos encontramos con un astillero donde había, en distintas etapas de construcción, 4 grandes pesqueros cuyas esloras oscilaban entre los 25 y 30 m.   Estos grandes barcos son encargados por las cooperativas de pesca locales y son construidos por verdaderos artesanos, dirigido por un ‘Mestre Carpinteiro’, siguiendo las viejas tradiciones. Las cuadernas pasan los 30 cm de espesor, la quilla donde apoyan sobrepasan, según los casos, los 60 cm. Después de deambular un rato por entre los esqueletos de estos buques, pregunto a uno de los carpinteros si no tiene más sentido hacerles de chapa. Asombrado me contesta que en ese astillero trabajo primero su abuelo luego su padre y ahora estaba el con su hijo y si durante tantos años se habían realizado con la madera que proviene de los bosques ‘ das Montahnas’ con un excelente resultado en la navegación, ¿para que cambiar? Además se les colocaba modernas maquinarias provenientes de otros países de la comunidad europea que hacían más fácil, segura y redituable la actividad pesquera. [VER MAS]


CAPITULO 5: BARCO RABELO DO DOURO – CIUDAD DE OPORTO 

                   

bt imagenes

Este barco recorría asiduamente el rio Duero con la noble misión de descende la carga de toneles de vino que añejado en Oporto, tomaba el nombre de la ciudad. El Duero serpentea  altas y escarpadas colinas, siendo en algunas partes un poco torrentoso, así es como debieron adaptar la embarcación para poder pasar por los rápidos. De fondo plano, su eslora oscilaba en los 20 m.  y la construcción era en tingladillo. Aparejado con vela cuadra sola era utilizada para el viaje de regreso; el trayecto   hacia el Atlántico se realizaba con la fuerte correntada del rio. El timón consiste en  una larga espadilla (aproximadamente de 15 m.)  ,  uno o dos hombres se encargaban de manejar desde lo alto  de un mangrullo y ayudados por los remeros trataban de salvar las piedras. [VER MAS]


CAPITULO 6: BARCOS DE NAZARE Y EL TIPICO “NETA”

bt imagenes

Existe una gran variedad de barcos, cada región posee los suyos  como el Iate y  Galeao de Setubal. Un poco al sur de Lisboa el rio Sado  desemboca en el Atlántico en un enorme estuario y posee gran caudal, siendo de los principales ríos de Portugal. Los barcos siguen siendo construidos en madera, pero de los  veleros quedan solo algunos como recuerdo. También cerca de Lisboa, pero  hacia el norte, entre varios  puertos de pescadores,  encontramos a Nazare, el cual  posee  un  encanto por  demás especial.  El pueblo se divide en dos partes netamente diferenciadas: una sobre la playa con gran actividad comercial, balnearia y pesquera, la otra sobre un acantilado de unos 100 m. de altura, con una urbanización y colorido que nos recuerda las islas del Egeo. [VER MAS]


CAPITULO 7: ECOMUSEO DE SEIXAL 2013

bt imagenes

He visitado el lugar varias veces desde 1990. Donde estaba el cementerio de barcos fragatas del Tejo había una pequeña construcción que era la sede del Ecomuseo. Tenían 2 fragatas bastante conservadas pero alguien les prendió fuego. Sus restos se pueden ver desde los ventanales del museo como un aviso de vandalismo cuando la gente del lugar no quería que se concrete el museo. Hoy se pueden ver los restos al aire libre o desde el Museo. Esa fragata la estaban restaurando los amantes de la náutica y los ignorantes o faltos de educación la prendieron fuego. Es increíble la acertada idea de no sacarla. Una muestra del trabajo físico y de educación. [VER MAS]

 

Los comentarios están cerrados