SAN ILDEFONSO. MEXICO DF

 

bt imagenes

El fin de los conflictos armados de la Revolución dio lugar al inicio de nuevos proyectos. Para Álvaro Obregón (1880-1928), quien en diciembre 1º de 1920 había asumido el poder como presidente electo, la educación era el medio civilizador y pacificador que daría legitimidad a su gobierno. Para encabezar la recién creada Secretaría de Educación Pública, Obregón nombró a José Vasconcelos (1881-1959), quien ocupó dicho cargo del 10 de octubre de 1921 al 28 de enero de 1924. Como parte de su programa, Vasconcelos se propuso educar a las masas por medio de ideas e imágenes plasmadas en los muros de edificios públicos.

Un grupo de artistas plásticos dispuesto a sumarse al proyecto obregonista participó en la «decoración» de los muros de la Escuela Nacional Preparatoria. Así, en los muros de San Ildefonso se encuentra plasmada la obra de importantes artistas que marcaron el curso del siglo XX en México como Diego Rivera, Jean Charlot, Fernando Leal, David Alfaro Siqueiros, Ramón Alva, Fermín Revueltas y José Clemente Orozco.

La participación de José Clemente Orozco en el proyecto de la Preparatoria inició en 1923 y concluyó en 1926. En ese periodo, pintó los muros norte de los tres pisos del Patio Principal, así como los del primer descanso del cubo de la escalera. Entre 1930 y 1942, Fernando Leal realizó la obra Epopeya bolivariana en el vestíbulo del Anfiteatro.

Pero veamos un poco su historia.

San Ildefonso.

Compañía de Jesús; siglo XVI. En 1572 llegan los jesuitas a México. Iniciaron su labor religiosa y educativa. Entre sus primeras fundaciones, se encuentra el Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo, al que siguió la fundación de los colegios de San Bernardode San Miguel y de San Gregorio. Alrededor de 1583, los jesuitas decidieron unirlos en un único colegio, el cual se consagró a San Ildefonso. El edificio original ocupaba únicamente el espacio que hoy se conoce como el Patio Chico.

Felipe III; siglos XVII y XVIII: Real y Más Antiguo, el Patio de Pasantes y el Patio Grande

En el siglo XVII (hacia 1618), el rey Felipe III lo colocó bajo su patrocinio, con lo cual el colegio adquirió la categoría de Real y Más Antiguo, lo cual debió facilitar la construcción del llamado Patio de Pasantes. Se sabe que aquí se encontraba la capilla a la que asistían a misa los integrantes de la comunidad jesuita. Posteriormente, en el siglo XVIII se construiría el llamado Patio Grande, donde se colocaría la puerta principal de acceso al colegio. En el remate de la fachada, se colocó un relieve en mármol dedicado a San Ildefonso, que muestra al santo recibiendo su casulla de manos de la Virgen María.

Carlos III; expulsión de los jesuitas; Escuelas de Jurisprudencia y de Medicina

A fines de junio de 1767, por orden del rey Carlos III, se ordenó la expulsión de los jesuitas de todos los dominios españoles en América. A su salida, una parte del otrora colegio jesuita se convirtió en cuartel del regimiento de Flandes, otra parte se mantuvo como colegio bajo la administración del gobierno virreinal y del clero secular. Tras la independencia de México, fue sede temporal de la Escuela de Jurisprudencia y de la Escuela de Medicina.

Guerra México-Estados Unidos de 1847; segunda intervención francesa

Finalizada la guerra entre México y EUA, el general norteamericano Winfield Scott lo convirtió en cuartel de las tropas de ocupación de los Estados Unidos de América. Sus antiguos patios dieron descanso a parte del ejército de ocupación norteamericano (1847). Durante la Segunda Intervención Francesa, tras la salida de Benito Juárez de la Ciudad de México, el ejército francés también lo ocupó como cuartel del nuevo ejército de ocupación (1863).

Segundo Imperio (1867); Gabino Barreda; Escuela Nacional Preparatoria.

Consumada la guerra contra Francia y el Segundo Imperio en 1867, el espacio arquitectónico de San Ildefonso fue entregado a Gabino Barreda para convertirlo en la sede de la Escuela Nacional Preparatoria, según la Ley Orgánica de Instrucción Pública del 2 de diciembre de 1867, en la más estricta austeridad y contando con el apoyo del presidente Benito Juárez. El viejo portón de la calle de San Ildefonso se abrió, para iniciar clases, el 3 de febrero de 1868.

La Escuela Nacional Preparatoria.

De 1867 a 1910, el edificio fue adaptado a las necesidades de la recién establecida Escuela Nacional Preparatoria. Los patios, antes concurridos por alumnos jesuitas, se fueron poblando por alumnos de preparatoria; la antigua capilla se convertiría en la biblioteca; se instaló un comedor, se colocaron los laboratorios en la planta alta del edificio, incluso se instaló un observatorio.

En el Porfiriato

Durante la presidencia de Porfirio Díaz Mori, la Escuela Nacional Preparatoria siguió creciendo. En 1904, se inició la ampliación del edificio original hacia el sur; en los dos predios adquiridos, se construyó el anexo de San Ildefonso, el cual incluía un conjunto de oficinas y el nuevo Anfiteatro. Culminada su construcción en 1910, fue estrenado para realizar la ceremonia inaugural de la Universidad Nacional de México el 22 de septiembre de 1910, en el centésimo aniversario de la independencia.

En la Revolución mexicana. Aquí empiezan los murales

Durante el periodo revolucionario, la vida en la preparatoria se vio afectada. Durante el gobierno de Victoriano Huerta, los alumnos participaron en algunos desfiles militares, incluso algunos se convirtieron en estafetas del ejército federal.

Finalizada la Revolución, la vida escolar y académica de la preparatoria retomó nuevamente su cauce. La gran novedad fue la llegada de los muralistas, los cuales fueron ocupando con sus pinturas pasillos, escaleras, descansos y muros, desde el anfiteatro, el patio chico y el patio grande, con el apoyo de José Vasconcelos

Los comentarios están cerrados