YEMANJA. PROTECTORA DE LOS PESCADORES Y MARINOS

 

bt imagenes

 

 

 

En San Salvador de Bahía y en toda la costa del famoso ‘Nordeste’  brasilero existen marinos que junto a sus familias poseen una religión propia. Por  muchos años estuvo disfrazada con la religión católica, es decir, la de sus amos. Es que el esclavo que vino de distintas partes del África trajo consigo, además del recuerdo de una vida en libertad con familia y amigos, su religión. Esta forma parte, hoy en día, del mágico mundo del Candomble. Casi podríamos afirmar que Bahía es su epicentro, en realidad es considerada la Roma negra.

El Candombe es practicado por el 60 % de la población; si tenemos en cuenta que hablamos de 215 millones de habitantes se trata de una cifra  importante. Por otra parte no podríamos entender al hombre de mar del Brasil sin profundizar en su religión y creencias.

Entre los puntos interesantes a ver es que algunos de estos cultos ya desaparecieron hasta del país que le dieron origen. El culto a Yemanja en África no se lo puede encontrar más, en cambio en Brasil es uno de los más importantes, con grandes celebraciones como ya veremos más adelante.

Origen

Los negros aportaron una compleja mitología llevando sus creencias a la  iglesia y es así como  encontramos un culto católico hermoseado por un aura fetichista. De allí nació un sincretismo religioso que se muestra en su máximo exponente, ya que el candomble permitió al negro conservar bienes de su cultura original, dándole fortaleza para soportar la esclavitud.

Para completar el cuadro es importante aclarar que los esclavos llegados a Bahía pertenecían a los pueblos Geges, Nago, Congo, Angola y Male de una vasta zona del continente africano que comprendería los actuales países de Zaire,     Congo , Ghana, Togo, Nigeria y Benin.  Así es que, teniendo creencias similares, la adaptación al culto católico sufrió variantes según el pueblo de origen y es por ello las diferencias que podemos encontrar, sea en las ceremonias o en los nombres de las deidades, según el terreiro o la Mae o Pae de Santos que los organice en la actualidad.

Tuve la oportunidad de poder ingresar un poco a este mundo gracias a la amabilidad de la gente del terreiro de la “Mae Menininha do Gantois” que fue la principal sacerdotisa del candomble. Ella, según sus seguidores, fue escogida como jefa espiritual por los propios dioses y recibió el poder místico directamente de “Oxossi” (dios de la caza), “Xango” (dios del fuego), “Oxum” (reina de la belleza), ” Obalue” (reina protectora de las enfermedades contagiosas). Murió a los 93 anos (14 de Agosto de 1986) después de 64 años de orientar espiritualmente a sus seguidores. Entre ellos podemos encontrar a personalidades como el compositor  Do rival  Cay mí, al escritor Jorge Amado, y a los famosos cantantes   Gilberto Gil, Vinicius de Maraes, Gal Costa, Caetano  Veloso, Maria Bethania, etc.

Fue ella, que con mucha tranquilidad me oriento y explico algo del gran  mundo espiritual del Candomble. Difícil de entender si no se lo vive, siendo difícil de vivir en Bahía tratando de ignorarlo. Está presente en cuanta actividad uno vaya a desarrollar y en particular si se es marino.

 

 Creencias de los hombres de mar

Las fiestas de carácter religioso de los marinos del estado de Bahía son muchas. En ellas toman parte activa tanto católicos como mestizos. En todo el litoral, en cuanta capilla exista, hay un día de fiesta reservado a su santo de devoción y a ‘ YEMANJA’.

Los más importantes protectores son:

Nosso Senhor do Bonfin.

Nosso Senhor dos Navegantes, en Boa Viagem.

Nossa Senhora das Candeias.

Bon Jesus da Lapa, de Rio San Francisco.

Grande Senhora Yemanja, Rainha do Mar; popularmente conocida como ‘ Mae d’Agua’  o ‘Janaina’ o ‘Iara’.

Nosso Senhor de Bonfin.

En esta fiesta, celebrada en enero, participa toda la ciudad de San Salvador de Bahía. Hombres, mujeres y chicos sin distinción de color y lo mas increíble los “Hijos y Padres de Santos (Paes-de-Santos y Maes dos Santos) también”.

“… participan como si fuese un rito mas de sus cultos, después de sus obligaciones con “Oxala”, “Xango” y “Oxum” o de dar sus presentes a Yemanja se dirigen a la iglesia conjuntamente con sus “Hijas” espirituales, a escuchar misa y dar gracias por sus tareas cumplidas en su obligación de dirigir el      “Terreiro do Opo Aponja”, en la calidad de celadora de Axe legado por sus  antepasados…” según la publicación de Axe, Opo Aponja.

Esto ocurre en el séptimo día de la novena, cuando se realiza el lavado de Bonfin donde bahianas vestidas con sus típicos vestidos blancos desfilan llevando cantaros de agua perfumada. Llegan de todas las formas: unas a pie, otras trayendo los cantaros a lomo de cabalgadura y otras en canoas ornamentadas con papel decorado. Rodeados de fieles que vienen a cumplir sus promesas se los ve subir la colina descalzos, arrodillados, otras portando ex votos pintados por artistas locales. Todos deben dar 3 vueltas alrededor de la iglesia como marca la tradición.

Se cree que la tradición de lavar las escalinatas proviene de los tiempos de la esclavitud, cuando las negras estaban obligadas a lavar el piso de la iglesia después de asistir a misa, celebrada para ellos solamente.

Varias veces la creencia fue prohibida por las autoridades eclesiásticas pero siempre reestablecida.

Según dicen las crónicas esta devoción fue iniciada hacia 1745 por el C.M.G. Theodosio Rodrigues de Faria y los devotos eran en su mayoría hombres de mar. Casi todos bahianos pero también llegaban de otras partes del Brasil. Con sus uniformes se podían ver a marineros, oficiales y contramaestres subiendo la ladera de la colina.

Nossa Senhora da Conceicao do Praia

Esta ceremonia se celebra en la playa de Itapoa. Culmina con el lavado de la iglesia y es seguido por bailes populares que duran toda la noche.

Nosso Senhor Dos Navegantes

El 1ro. de enero de cada ano se inician las fiestas religiosas  tradicionales, en el cual participan fundamentalmente los marinos.

Este es el día de la gran procesión marítima. La imagen del “Senhor” tenía que ser llevada unos días antes a la iglesia de Conceicao Da Praia en la ciudad baja.  Las dos imágenes eran llevadas en procesión antes de ser embarcado el protector de los Navegantes en una barca hecha para tal fin. La imagen de la “Senhora da Conceicao” vuelve a la iglesia.

En este momento comienza la procesión marítima que se dirige hasta el “Farol da Barra” y regresa a la “Praia de Boa Viagem” acompañada por cientos de embarcaciones de todo tipo empavesadas, las cuales llevan fieles que con un poco de ‘cachasa’ (alcohol de caña de azúcar) y cerveza comienzan a cantar y bailar al ritmo de compases afro-brasileros. El barullo producido por cohetes, rezos, vivas, gritos, música y canciones es ensordecedor.  Los devotos a esta hora ya están totalmente fuera de sí y se los puede ver cómo, en “trance”, se tiran al agua y se producen algunas peleas. La fiesta se prolonga por la tarde y noche con baile y alcohol.

Yemanja

También conocida como ‘ Mae D’Agua ‘, ‘ Rainha do Mar ‘, ‘ Janaina ‘ , ‘ Jara ‘ , ‘ Ya ‘ o ‘Princesa de Aioka’.

Muchos de los fieles que participan de los festejos que describí más arriba después van a ofrecer sus presentes a la Rainha do Mar  con la misma devoción. También se da el hecho que católicos profesantes, de los que no faltan ningún domingo a misa, son recibidos y muy respetados en los “terreiros” de Mae do Santo, llegando a ocupar posiciones de importancia dentro del culto,  sin menosprecio de su status social ni como católico.

El culto de Yemanja, originario de la nación de los negros Grunci (conocidos como negros gallina) la llamaban simplemente Ya y era la señora de las aguas. Las tradiciones de los grunci desaparecieron en el sincretismo con las naciones negras, blancas e indígenas. Este culto, el de Ya, fue abandonado hace tiempo en África y se mantiene vivo solamente en el Axe do Opo Afonja (casa de santo donde se conservan los ritos, candomble).

En la mitología ‘Nago’, Yemanja es la madre de todos los orixas siendo el  padre Oxala. Los orixas son las divinidades del culto ‘gege-nago’ y su representación antropomórfica. Se los  llama santos por influencia de la religión católica.

En el sincretismo Yemanja es Nuestra Señora de la Concepción, de esa forma saludaban a Yemanya al alabar a Nuestra Señora de los Navegantes y a Oxala al saludar al Senhor do Bonfin; patronos y vírgenes de la población de origen portugués.

La lengua oficial en los ritos africanos originales es el ‘yoruba’, así como en la iglesia católica es el latín. En la actualidad los cantos son en Nago, Angola y Congo, y tiene pocas diferencias en el rito.

Origen de la mitología

Según la leyenda la formación de la tierra se la debemos al casamiento entre La Tierra (Ododoa) y el Cielo (Obatala). Tuvieron dos hijos que fueron la tierra firme (Abanju) y el mar (Yemanja). Pasado el tiempo Yemanja se casó con Abanju y de esta unión nació el Aire (Orungan). Este se enamoró de su madre y como Yemanja lo rechazo la rapto para seducirla. Yemanja          logró escapar pero murió al caer en un pozo, su vientre se abrió y de el  salieron los ‘orixas’. Sus pechos crecieron y de ellos surgió el agua que formo lagos y ríos.

Yemanja es muy coqueta, se viste de azul siendo sus símbolos las piedras del mar y las conchillas. Su saludo es Odoia.

Se realizan fiestas importantes en Itaparica, Rio Vermelho y en el Dique. Siendo la más importante la que se celebra el 2 de febrero en Rio Vermelho. Todo el mar de Bahía le pertenece; aunque se puede ver en otras partes  como los pescadores y marinos le hacen ofrendas.

Es la reina de las aguas, siendo sus dominios el mar, los lagos y ríos. Dirige los vientos y desata los temporales.

Es madre y esposa de los marinos, estos se la imaginan como una sirena de largos cabellos perfumados, muy rubios y de piel blanca.

Tiene múltiples moradas, son ellas la del Monte Serrat, en Itapoa; en el Dique; en el Forte de Gamboa; en Itaparica: en Pituba, y en Rio Vermelho.

Las fiestas marítimas más importantes son dos: la procesión de Nuestro Señor de los Navegantes, el 1ro. de enero, donde se destacan los signos católicos (en el ya mencionado sincretismo) y la segunda es la procesión de Yemanja, en Rio Vermelho, el 2 de febrero.

Sus hijos e hijas le traen regalos como ser perfume, aros, anillos, desodorantes, jabones, peines, collares, monedas, flores, y cartas con pedidos. Le encienden velas en las rocas y en la playa.

La fiesta de Rio Vermelho es la mayor de todas reuniéndose en el Largo de  Santana (avenida se Santa Ana) gente de mar y de las diferentes casas de  santo.

Una semana antes la avenida es ocupada con puestos, luces, carteles, vendedores ambulantes y músicos. La gente se reúne y come, canta, bebe y baila, aumentando la multitud a medida que se aproxima la fecha.

Al lado de la pequeña iglesia, en la punta de tierra que penetra en el agua, los pescadores construyeron  un austero recinto que es la “casa-do-peso” o el “peji” de Yemanja. Donde desde temprano, desfilan los fieles depositando en los “balaios” (canastos para ofrendas) las ofrendas, compuestas por todo lo que corresponde a la belleza de una mujer vanidosa.

Las esposas de los pescadores, de los saveiristas y de los marinos en general, le traen regalos acompañados con cartas donde escriben sus ruegos. Es que ellas  viven con el miedo de la espera cuando los hombres parten con sus pequeñas barcas, canoas o jangadas.

Piden por la vida de sus esposos y por la abundancia en la pesca. También piden para que la Reina del Mar no ponga sus ojos de amor sobre los esposos y desate tempestades que los lleve al fondo del mar, a su morada. “Ya”, elige cada ano sus novios con los cuales partirá a las nupcias de naufragio para su fiesta de amor.

La fiesta es muy alegre, en el ritual afro-brasilero los dioses cantan y bailan confraternizando con los hombres. Es interesante ver como para ellos no existe la tristeza. Esta es privativa de los blancos.

Por la tarde las ofrendas son llevadas a la playa y ahí cargadas en tantos saveiros  o embarcaciones necesarias para transportarlas. Una multitud baja a la playa acompañándolas. Durante el día se fueron juntando saveiros, yates,     canoas, lanchas, escunas, jangadas, y buques de turismo que seguirán a los barcos con las ofrendas.

Es el momento culminante del ritual. Se aguarda con gran expectativa y un frio silencio se prolonga hasta saber si las ofrendas son aceptadas o no por la Rainha do Mar. Si el mar las devuelve, un ano sombrío espera a todos los navegantes y sus familias; si en cambio se hunde rápidamente quiere decir que son de su agrado  y comienza un ano de abundante pesca y sin temporales. La Mae dos Santos indica el resultado y si es positivo la fiesta estalla por toda Bahía: el pueblo danza en las calles, plazas y bares.

Es impresionante ver, como gente en la playa entra en trance, bailan y cantan. La policía trata de contener a la gente. Se ve bailar al pobre y al rico, a mujeres con típicos trajes bahianos y otras en jean. Las Mae dos Santos y la policía hacen palmas. Extranjeros y turistas venidos de otras partes del Brasil se quedan sorprendidos por el imponente espectáculo. Negros con raros atuendos, jóvenes y viejos acompañan la samba con una lata de cerveza y un tenedor, algunos con guitarras y otros marcan el ritmo con palmas sobre las mesas. No faltan ni curas ni putas. Todo en una mezcla ‘berlinesa’ donde los  ladrones descansan mientras el alcohol corre y las peleas comienzan a sucederse.

Por todas partes se baila, en los terreiros y en los atrios de las iglesias; en los barrios y en las playas; todo un pueblo que baila y canta.

Mae d’Agua da Mariquita

El 8 de diciembre es el día de las ofrendas a Yemanja por parte de los pescadores de Mariquita. Realizando una ceremonia parecida, aunque menos    numerosa y no tan prolongada, a la de Rio Vermelho.

Orixas actuales de Bahía

Los ‘orixas’ son las divinidades del culto. Son muchos, y la lista puede ser bastante larga. A modo de ejemplo tenemos a:

Xango = dios del rayo, del fuego y del trueno, es uno de los más populares y más poderosos. Sus colores son el rojo y el blanco.

Yansa = orixa de los vientos y de las tempestades. Acompaño a Xango, su marido (fue su 3er. mujer) a la guerra. Es una divinidad del rio Niger.

Eva = diosa del rio Iewa de África es una orixa de las aguas.

Oxum = segunda mujer de Xango, después de Oxossi. Es la diosa de la elegancia, de la riqueza y de hermosura. Su arma son sus encantos personales.

Oxossi = dios de la caza.

Obalue = diosa protectora de las enfermedades contagiosas,

Logun Ede = hijo de Ibaulama y Oxum. Durante seis meses es un hombre que corre los animales que caza. Durante los otros seis es una mujer muy coqueta, vive en las aguas y come peces. En el sincretismo con la religión católica es San Expedito.

Ogum = dios de la guerra, en el sincretismo es San Antonio.

Ifa = dios de la adivinación.

Orixa Oko = dios de la agricultura.

Oxulufa = Oxala el principal orixa se divide en dos, de viejo es Oxulufa; de joven es Oxaguian. Es el padre de todos los orixas, dios de la creación. Viste de blanco, las fiestas de Bonfin son las fiestas de Oxala.

Oba = esposa de Xango. Diosa del rio Oba.

Bayan = madre de Xango con la cual practico incesto.

Oxagian = Oxala joven, viste de blanco, representa el esplendor del hombre. Esposo de Yemanja.

Onile = dueño de la tierra firme. Lleva el mundo en una alforja sobre la espalda.

Ibejes = son los mellizos Damian y Cosme. En los hogares bahianos les ofrecen un ‘caruru’ (guiso de verdura) anualmente.

Así siguen muchos más, esto nos muestra la riqueza de su propia religión que, ya perdida en sus países de origen, sigue viva en América. Trasplantada por el trato más inhumano que se le puede dar a una persona: el tráfico de esclavos.

En la actualidad parte de un pueblo se basa en estas creencias. De esa forma, siempre alegres, se animan  a salir al mar con sus canoas, jangadas o saveiros y subsistir.

Los comentarios están cerrados