BOTE DEL YAGAN MARTIN FERNANDEZ CALDERON – BAHIA MEJILLONES

 

bt imagenes

El Sr. Eduardo Pulver me envió estas fotos de la construcción del bote por Martín Fernandez Calderón, perteneciente a la comunidad yagán de Puerto Williams, isla Navarino, Chile. La tradición de navegar se mantiene en los pueblos yagan y kaweskar, pero las autoridades no se los permite.  El caso de Martín es muy particular, dado que nació cerca de Wulaia (estrecho Murray) y desde niño ha navegado. Excelente carpintero, el solo se hace un bote hachando algunos árboles. Es interesante ver la habilidad de estos hombres desde hace siglos. Del Diario de Don Luis Piedrabuena leemos una travesía de Punta Arenas a Isla de los Estados (la fábrica) con el “Espora”. En esos 3 dias de viaje construye un bote auxiliar, además de hacer la navegación. Antes compone el timón del “Espora” en Primera Angostura, en el Estrecho de Magallanes:

Luis Piedra Buena y su naufragio en la Isla de los Estados, 1873.

Este diario es una copia del original realizado por Cándido Eyroa que fuera amigo de Luis Piedra Buena, su primer biógrafo y amigo de la familia). Vale la pena aclarar que muchas de las versiones que existen sobre el diario fueron “completadas” por los autores, cambiando los hechos o agregando fantasías de su propia cosecha para llegar a conclusiones absurdas e indefendibles. El resultado es el mismo: una total mentira que no se ajusta ni con la realidad geográfica del lugar. Desde el comienzo de su relato Luis Piedra Buena nos muestra a las claras que era tan buen navegante como carpintero. Tanto es así que como le faltaba un bote para trabajar decidió construir uno mientras navegaba de Punta Arenas a su “Isla”. Otros marinos prefieren leer un libro o refugiarse en su camarote mareados.

Travesía de P. Arenas a la Isla del Estado.

Hoy 12 de febrero salimos con viento O. moderado y dimos fondo en Chabunco, donde tenía mi tacho, el que sacamos esa misma tarde.  

13.- En la primera parte del dia viento SE moderado con mucha lluvia. A las 12 aclaró. Nos hicimos a la vela y fondeamos en San Gregorio con viento S fuerte. 

14.- Hoy estuvimos fondeados en el mismo puerto con viento fuerte al SO.

15.- Fuí a fondear a la primera Angostura para esperar a José.

16.- Varé el buque para componerlo, y estando aun varado, vino José trayéndome 1 bolsa de porotos, 2 id. de galletas, 1 de café y una apreciada carta de mi vieja. La carta la conteste después de mi trabajo.

17.- Concluí con el buque. Pusimos el timón, quedando bien firme y el fondo limpio, pero desgraciadamente en la noche se nos fue la chata con el viento fuerte del SW. Pusimos a flote el buque y quedamos listos para partir.

(Aprovechó para limpiarle el fondo al “Espora”, el ex “Nancy” del “cónsul” Smiley, y por lo visto seguía con problemas en la mecha del timón).

 18 (febrero).- A las 5 h. de la mañana nos hicimos a la vela, como también José con la lanchita. A las 7 h. 30 m. nos saludamos. El siguió para Gallegos con sus nuevos pobladores a tomar posesión de dicho puerto en nombre del Gobierno chileno. Y seguí alejándome de Punta Posesión hacia el Sud, con destino a la Isla del Estado, a la faena de aceite de pájaros niños, haciendo al mismo tiempo un bote, por haber perdido el otro. A las 8 h. de la tarde la punta del Sud de San Sebastián, a 15 millas. (En las embarcaciones loberas del 800 se llevaba un buen equipo de carpintería dado que para el trabajo se necesitaba de embarcaciones menores (botes, balleneras y chatas o chalanas), las cuales muchas veces se perdían al estar trabajando en “roquerías” y descargando en playas con rompientes. También, en los buques de mayor porte, se llevaba directamente embarcaciones desarmadas a modo de repuesto).      

19.- Amanecimos en Punta San Isidro con muy poco viento O. A las 5 h. a. m. empezamos el trabajo de la chata. A las 2 h. p. m. el viento refrescó del NNW, bastante fuerte y tuvimos que dejar el trabajo. A las 5 h. p. m. avistamos la Isla del Estado, pero, viendo que no llegaríamos sino de noche, me puse a la capa frente al Cabo San Vicente.(ponerse a la capa significa de hacer las maniobras necesarias, con las velas y el timón, para tratar de mantener la posición sin intentar avanzar; es un procedimiento que se usa mucho con los veleros durante mal tiempo o viento contrario fuerte o también cuando no se quiere entrar a puerto por no existir visibilidad suficiente o desconocer el lugar o que no existan las medidas mínimas de seguridad).

20.- Amanecimos casi en el mismo paraje, pero el viento era muy poco para cruzar el Estrecho, por la corriente que corría. Nos demoramos hasta las 12 h., cuando nos vino viento NO fresco y seguimos nuestro camino para Crosley Bay. Al entrar a ésta el viento calmo y tuvimos que dar fondo con mucho riesgo, pero me favoreció el viento que vino Sud. Zarpamos y fuimos a fondear a la Bahía de las Nutrias. El pobre gatito lo matamos sin verlos debajo de la chata que estábamos haciendo: pobre Beta! 

(No dice que tuviera riesgo de perder un ancla).

 La fábrica de aceite.-

21.- Salimos  (de Bahía Las Nutrias a la roquería, evidentemente no estaba cerca dado que necesita ir con el “Espora”) viento fresco a fuera con destino a la roquería, pero el viento fue tan fuerte que me rompió el trinquete y tuvimos que volver a puerto. Dimos fondo a las 12 h. en la B. de las nutrias. Por la tarde la chata que hicimos fue a tierra con cuatro tripulantes y se les llenó de agua en las rompientes. Felizmente no sucedió nada.

22 (febrero).- Con viento NO volvimos a salir, con ansiedad de llegar a nuestro destino porque el tiempo de la faena ya está encima. A las 5 h. p. m. encontramos lo que yo ya esperaba, los pájaros en tierra. Con esos millones de animalitos se podría hacer gran cosa, pero yo no puedo por mi situación. A las 6 h. fuimos a tierra con el tacho y dejé dos hombres en tierra.

23.- Temprano fuimos a tierra, limpiamos la tina, se acomodó todo. El cilindro tuvo vapor a las 3 de la tarde. Se mataron 300 pájaros y a las 7 h. se cargó la tina y nos vinimos a bordo porque no estaba amarrado. (Es costumbre en la zona fondear y amarrarse a tierra, sea en una roca o un árbol. De esa manera el barco queda fijo y no cambia de posición ante los diferentes cambios de dirección del viento. En este caso regresa a bordo preocupado en la seguridad del barco al no estar amarrado, pero deja la “tina” derritiendo grasa).

24.- Hoy sacamos la primera tina que probamos, con 250 de pájaros. El resultado del cocimiento fue regular. Lo descargamos y fuimos a matar más pájaros. Después la cargamos con 550.

25.- La descargamos, aunque no tan cocidos, pero en fin regular. Cargamos con 600, mitad desollados y mitad con cuero. También pusimos la olla en orden de poder trabajar cilindro y tina. Para mi idea, andaba bien. Los pájaros son numerosos pero el tiempo es corto. Lo que sufrimos en el trabajo sólo Dios y yo lo sabemos.-

26.- Por la mañana tuvimos que ir a componer el bote traer leña para la fábrica, agua, etc. Fuimos a la fábrica y el conocimiento parecía bueno. Los pájaros sin desollar estaban desde volver a tierra conforme el viento viniese de afuera. Así fue que no tardaron mucho en venirme a buscar. Fuimos abordo sacamos las vueltas de la cadena y el buque más afuera. Calmó el viento completamente. Hoy no hicimos casi nada.

27.- En la primera parte del día estuvimos

Los comentarios están cerrados