Kenia

 

Aldea Masai.

 

Sin título-1

 

 

 

 

 

 

Visitamos una Aldea Masai que lógicamente está preparada para recibir turistas. De cualquier forma es interesante dado que viven allí. La pobreza la podemos ver, sencillamente no tienen nada. Es un grupo de viviendas de ramas, paja, barro todo recubierto de caca de vaca fácil de conseguir dado que la profesión del Masai es ser pastor y criar cabras y vacas. Por la noche las cabras van a su corral y las vacas van a la plaza central que esta rodeada por las construcciones y un espeso cerco de ramas con espinas. Se hace guardia por si aparece algún león u otro animal buscando alimentación. Entonces las vacas defecan por la noche en esa plaza donde luego los niños van a jugar . La ventaja es que tienen material a mano para refacciones de la casa sean paredes, techos o interiores.

No tienen agua y a un kilómetro hay un arroyo donde la buscan. Podrán ver la suciedad que tiene el agua que toman. El interior de la casa es muy austero. Una cocina, living comedor donde al anochecer todos se reúnen para comer un poco de carne con harina o tomar un buen jugo de sangre con leche. A las vacas le hacen pequeños cortes en la arteria y le sacan un litro de sangre aproximadamente que beben mezclada con leche. Esta sangría la hace el jefe médico del grupo dado que requiere cierta precisión para que no se desangre y después de un par de semanas volver a sacarle sangre.

La vivienda en la cocina tiene un agujero para ventilar el humo. No hay ventanas para que no ingresen animales o serpientes. Dos habitaciones, una para los niños y la otra para el matrimonio. Como pueden tener varias mujeres construyen una casa para cada mujer con sus hijos y el hombre va rotando.

Recibimiento: Aunque dicen que no les interesa la plata lo primero que hacen es cobrarnos 15 Euros por persona. Luego hacen la danza de bienvenida y el ritual que son saltos. El que salta más alto es el que puede tener más mujeres (5 ó 6). El jefe de la Aldea se había ido a una reunión de jefes y nos recibe uno de los hijos y la mujer preferida que vemos vestida de azul con su séquito.

IMG_0007Nos muestran como hacen fuego, y realmente lo hacen muy rápido. Y luego nos llevan para tratar de vendernos artesanías a precios exorbitantes. Con la excusa que no les importa la plata tratan de convencernos que es para comprar remedios y demás cosas para los chicos. Aún regateando todo es un robo. Para darnos una idea un cencerro de cabra viejo me pidieron 400 euros. Eso si me dicen que puedo contra ofertar cosa que le dije 2 euros y así estuvo como media hora persiguiéndome hasta que harto, me encerré en el jeep. El acoso es constante. Algunos lo justifican por la brutal explotación que se hizo de ellos durante más de un siglo por parte de los europeos. Pero si pensamos que en un trabajo le pagan 200 dólares al mes y comida, no existe ninguna relación de nada.

Viven en una absoluta mugre, plagados de insectos. Vean las moscas en la cara de los niños (ojos, boca, nariz, oídos). La expectativa de vida es alrededor de los 42 años. Bueno, no entiendo ni como llegan a esa edad.

Como esta aldea hay miles. Algunas con casas circulares pero también divididas de igual H IMG_9909 (85)forma en la parte interna.

Siempre llevan esa capa roja (tartan, de influencia inglesa) para protección, un cuchillo, largo y una vara. Los pasos son muy largos (tienen piernas larguísimas). Y los que usan sandalias están, por lo general, cubiertas de auto o moto.

Charlando con ellos, no abandonan este estilo de vida por nada. La educación se hace alrededor del fuego por las noches. Son pocos los que van a clases.

Muy diferentes a las aldeas de pescadores. Otra cultura. Lo que me impresionó es que en Agosto (invierno, y época seca) es cuando hacen la circuncisión a las chicas y chicos. Tienen un cuchillo especial que maneja el “médico” y hacen toda una ceremonia. Eligen este mes porque las infecciones son menores. La suciedad en la que se manejan es terrorífica; compré uno de esos cuchillos, son prácticamente de hojalata.bt imagenes

 

Los comentarios están cerrados