Vestimenta Antartica

bt imagenes

La vestimenta antártica fue evolucionando muy rápidamente aunque su comienzo fue, digamos, algo caótico.

 

 

Diferentes vestimentas.

Tanto como hemos visto en el calzado Antártico, a la vestimenta debemos separarla en dos grandes grupos.

1) Vestimenta para navegar

2) Vestimenta para vivir y explorar el Continente.

Vestimenta para navegar:

Hasta fines del 1800 se basaba en un gorro de lona encerada (sueste) y un capote también de lona encerada (chubasquera o impermeable).

Esto repelía el agua mas las botas  de caña alta, hasta la rodilla.

Debajo de esta precaria impermeabilización se vestían prácticamente con ropa de calle. Pullovers de lana, medias, guantes o mitones o tan salo los cubre palmas. Pantalones de lona que algunos enceraban. Camiseta sin mangas, una camisa común y saco. En realidad la ropa que usualmente usaban en su pueblo para la vida diaria. Fotos 1 y 2

Los uniformes comenzaron en las armadas hacia el 1780 aproximadamente, generalizándose en 1800 y tomando de base el uniforme inglés en todas las Marinas militares. Entre las primeras estuvieron la inglesa y la francesa seguidas por la española. Las peleas entre ellos los obligaba a diferenciarse pero eso no indicaba una vestimenta mejor para repeler el agua, era más para que no se confundan a quién debían dispararle.

Los pescadores del Mar del Norte eran los que mejor estaban preparados, con botas unidas a zuecos de madera eran de caña alta de cuero, capa encerada y el gorro sueste que cubre hasta los hombros evitando el ingreso del agua por el cuello. Camiseta sin mangas, camisa y saco. Un atuendo muy eficaz para los timoneles y sus ayudantes pero no para los gavieros que preferían estar descalzos, imposibilitados de llevar capa  y a lo sumo camiseta, camisa, chaqueta y un gorro.

El encerado se lograba con lanolina, es decir la grasa de la lana de las ovejas. Muchos preferían la grasa de lobo marino, foca o de ballena. Muy eficaz, pero imaginemos como deberíamos acostumbrarnos a ese fuerte olor en el interior del barco junto a un fuego, calentándonos o comiendo algo o como compañero de cucheta.

Pero así tan sencillo fue como evolucionó el traje de agua dado que con telas mejores se logró encerar pantalones y chaquetas además del gorro. Eso ya para 1900. El avance hasta los años 50 fue lento, pero de allí a los 80 fue netamente revolucionario con la variedad de telas nuevas, desde las simples impermeable a las de gorotex o las actuales que superaron lo imaginable.

En la parte náutica fue una evolución de distintas experiencias donde se aplicó todo lo acumulado en montañismo y ski. Donde la premisa es libertad de movimientos y mantener a la persona seca y abrigada. Foto 3

En las fotos podemos ver los trajes secos que permiten flotar si uno se va al agua. Este no es térmico, se debe estar bien abrigado. Foto 4

Vestimenta para esquí:

Durante comienzos del 1900 la vestimenta para esquiar era prácticamente la ropa de calle abrigada  a lo que se le sumaba esquíes y bastones. Foto 5

 

Vestimenta para el Continente Antártico:

Aquí nos referimos para poder realizar exploraciones sobre el hielo o la nieve y vivir en ese medio, no solo sobrevivir.

Todo el mundo estaba convencido que las pieles eran necesarias y casi era un distintivo de expedicionario polar. Vemos que hasta a Jose M. Sobral (Foto 6) le hacen caricaturas para vestirlo como expedicionario polar, sabemos que no fue así; también a Hugo Acuña le hicieron vestir pieles (Foto 7) y para pasar avisos promocionando las conferencias de Ernest Shackelton  se vestían con pieles (Foto 8) en las calles de Londres.

 

Todos estaban convencidos del uso de pieles, tanto de foca, como de reno, caribú, zorro, etc. Tanto para uso personal como vestimenta y para ser utilizada para confeccionar bolsas de dormir. También hubo coincidencia del uso de la Gabardina en sus diversas presentaciones. Algunos la impermeabilizaban con lanolina y a E. Shackelton prefirió impermeabilizarlas con grasa de foca. Marcó una gran diferencia cuando se comenzó a fabricar una gabardina especial “BURBERRY” (Fotos 9 a 15). Con esta combinación de Gabardinas se hicieron pantalones y anorak con capuchas pero en si era para cubrir las pieles, sea guantes o anoraks y pantalones. (Fotos 16-17)

Con la gabardina “Burberry” se confeccionaban impermeables para hombre o mujer y es hasta hoy una marca muy importante, tal vez líder en su renglón. Para los Antárticos de esa época era muy importante dado que debían mantenerse lo más secos posibles. Tanto si esquiaban o salían con los trineos. Las tormentas de nieve son fuertes y castigan mucho. La nieve penetra por todas partes y para ello se necesita capas de tela que se superpongan, y se debe confeccionar piezas desde la cabeza, cuerpo, manos y pies. No es una tela de abrigo, así que debajo de ella va todo lo demás: Pieles, lana y ropa interior.

En este punto concordaron todos los expedicionarios y pasaron buena parte del tiempo de espera para comenzar la expedición (todo el invierno previo) confeccionando ropa y probándola.

Pero en el diario que llevo Scott y omitido en los historiadores de aquel momento, se puede leer de su puño y letra algunas de sus preocupaciones. Scott declara que la ignorancia en el uso de los equipos era alarmante.  No sabían las proporciones de comida necesarias, como usar los calentadores, como armar y donde las carpas. Y lo más importante NI TAMPOCO COMO PONERSE LA ROPA Y EN ESPECIAL LAS PIELES. NADA DE LO QUE SE USARÍA EN EL EXTERIOR!!!  Practicaron durante el invierno que pasaron previo al asalto del Polo Sur.

Carpa:

Scott y Amundsen aplicaron una adaptación a la realizada por Frederick Cook,  integrante de la Expedición  del Bélgica.

Tenía 6 pies de diámetro, 6 pies de alto en forma acampanada con 5 cañas de bambú que se unían en el tope. Una puerta con un embudo para cerrarla y una ventilación en el techo para cocinar de Gabardina verde impermeable pesaba 309 pounds (unos 15 kg).

Tenía una tela que bordeaba la carpa para ponerle bloques de hielo o nieve para que la carpa no embolse viento Si esto no se hacía se caía y se llenaba de nieve fina. (Fotos 18 a 21)

Bolsa de dormir:

De pieles de zorros y de reno compradas en Noruega. Con el pelo hacia dentro. Resulto muy incómoda para meterse adentro Decidieron unir 2 y entraban 3 personas más holgadamente. Tenía una solapa que les cubría las cabezas. Pesaba 40 pounds llegando a 80 cuando era transportada en los trineos por la nieve que se congelaba.  El del medio era el que dormía más calentito.  Aunque era el encargado de plegar la bolsa algo que congelaba las manos.

 

Diferencias: Roald Amundsen realizó muchas experiencias previas como  anotarse como timonel del “Belgica” de Adrian de Gerlache (1897/1898) e invernar en la Antártida. Tomó nota de todo lo que sucedía con los expedicionarios tanto es los aspectos psicológicos, comida, enfermedad (escorbuto), ropa, ejercicios,  distracción, música, libros, etc. cosa que aplicó en los preparativos para sus expediciones (solo la biblioteca tenía alrededor de 3.000 volúmenes).

Siendo amigo de Fridtjof Nansen el cual había cruzado Groenlandia en 1882, recibió muchos consejos de su experiencia que aplicó, como ser los esquíes, trineo, etc. Incluso le facilito el “Fram” para su viaje a la Antártida.

Su otra experiencia fue el cruce del paso del Nor Oeste del Bering con el “Godja” el cual le demandó más de dos años y comenzó a vivir con los inuits (1903 – 1906). Tomo contacto con los habitantes locales llamados netslik de los cuales aprendió las técnicas de supervivencia y adopto sus vestimentas.  Aprendiendo todo sobre pieles, trajes, comida y algo muy importante: perros, trineos, esquíes y raquetas para la nieve. En esta oportunidad se convirtió en un gran conductor de trineos tirados por perros (un musher) y enseñó las técnicas a sus hombres. Un tema muy importante es el trineo que debe ser fuerte, y flexible, pero ya nos vamos de la vestimenta.

Sabía cómo usar anti deslizantes como la piel de la trompa del reno o la piel de foca (pelambre dura que a contrapelo hace de freno).  Abrigos de foca, estaban entre los preferidos. Como confeccionar los abrigos y que piel para cada parte del cuerpo. Contó con la gran experiencia de Fridtjof Nansen (Explorador del Ártico y gran Diplomático)  y durante esos 14 años solo  se dedicó a entrenarse y adquirir experiencia en forma directa. Es así que con Nansen concluyen que los perros, trineos, skis, antiparras pieles y gabardina es lo más importante.

Resumiendo: Roald Amundsen tenía gran experiencia en el uso de pieles, confección de vestimenta de gabardina y alimentación. Conoció el efecto de comer carne de foca o grasa por para incorporar vitamina C.  Los perros podían ser alimento para entre ellos mismos o para los expedicionarios. Además de prestar una gran utilidad en el arrastre de los trineos.  Por otra parte la comida de un Perro era 500 gr de Pepmican  es decir la mitad de la ración de un hombre. Un solo alimento (el mismo parta hombre y animal).  Aunque el de los hombres tenían cereales y además ingerían bizcochos, chocolate y grasas.

Robert Falcon Scott.  Estaba muy confiado en los trineos motorizados que solo duraron 3 días. También en los ponis que debían transportar bolsas de cebada para su alimentación además de tirar los trineos y  debieron ser sacrificados al dejar la meseta y comenzar a escalar. (Foto 22)

En lo personal no comprendo este error dado que R. Scott eligió la ruta hecha por Ernest Shackelton y ya conocía los problemas a enfrentar. Montañas, glaciares, grietas, etc.

PIELES COMO VESTIMENTA: El dato más grave que el mismo escribe (R. Scott), ninguno sabía totalmente el uso de las pieles y era una batalla ponérselas cada mañana.  Pero por suerte tuvieron todo ese invierno para practicar, lo mismo con el ski de fondo.

Confeccionaron en la cabaña los trajes de Gabardina. Con esa tela estaban más acostumbrados dado el uso común en todo el hemisferio norte.

Lamentablemente al no dominar el tema de estanqueidad de las botas y la importancia de secar el equipo usado que eso puede producir congelamiento. Esta el caso de Mr. Eats que se le congela los dedos del pie, se gangrenan  y una tarde decide salir en medio de una tormenta de la cual no regresó (suicidarse) para  no atrasar al grupo. (Fotos 23 a 25)

Ernest Shackelton. Aunque no fue muy afortunado en sus expediciones tenía mucha experiencia y estaba muy acostumbrado a fabricar el equipo de ski o de trineo el mismo. Les enseñaba a sus compañeros de expedición. Prefería tener rollos de tela de gabardina y hacerlos más amplios para cubrir la ropa de abrigo. Por otra parte los impermeabilizaba con grasa de foca, su preferida. Incluso para beberla, comerla en guisos y como fuego.

También utilizaba la gruesa tela de carpa impermeabilizada de la misma forma.  (Una tela verde que se ha encontrado en sus refugios, gabardina gruesa).

 

Ropa Interior, El Underware era prácticamente igual en todos los expedicionarios, camiseta, y calzoncillo largo de lana el mismo que usaban en sus tierras natales. (Fotos 26 a 31)

Medias de lana y guantes de lana.

Luego seguía la vestimenta clásica, pullover etc. Las usuales en los países nórdicos. Y sobre ellas las prendas de pieles y gabardina.

Bolsa de dormir: Pieles. No existía otra posibilidad.

Carpa: Gabardina impermeable unida al piso. Es decir de una sola pieza y con un solo mástil (palo). Tenía 6 vientos para mantenerla con la forma acampanada.

Traslado: Es importante aclarar que llegado el momento de descanso, armaban la carpa y preparaban bolsas de dormir cambiando la indumentaria y tratando de secarla. Si no se congelaba. De allí el problema de colocarse las pieles. Destaquemos que todo esto ocupaba un gran volumen en el trineo.

 

CALZADO.  Un punto muy importante que ya vimos. Para interiores, para buques, navegación, descanso, ski, montañismo y botas de nieve.

Conclusión:  Las exploraciones continuaron pero ya no con el frenesí de la carrera al Polo Sur.

Se convirtió en una carrera de exploración y en cada una de ellas se empleaban métodos in novadores o experimentales. Globo, aviación, grandes travesías, sno cats, eliminar al perro, etc.

La vestimenta iba mejorando como se ha llegado a los tejidos y confecciones actuales. Aunque las premisas  básicas que era mantener a la persona seca y abrigada continúa.

Queda en evidencia que la experiencia práctica al medio fue lo que más ayudó a la odisea de Roald Amundsen. Todos fueron hombres de hierro. Las proezas era lo común pero la preparación fue la diferencia.

En el Ártico Canadiense y Europeo: el uso de pieles en la actualidad y como hace mil años atrás, según las evidencias halladas.

Se siguen utilizando pieles. La de foca anillada (ringed seals) para botas, pantalones, capuchas y guantes (mitones). Aunque algunos también la usan como chaqueta. Tiene la particularidad que es impermeable, muy resistente y esto la hace más durable. Los guantes y las botas y la capucha de la parca se terminaban con piel de zorro para que no ingrese nieve por la caña, el brazo y la capucha junto a la cara.

También se la uso para confeccionar kayaks y los intestinos como traje de agua para los inuits, cuando salían con sus kayaks. (Foto 32). En la foto 33  vemos un anorak de intestino de foca con capucha. Esta prenda se pone sobre las pieles de abrigo o lo que use cada uno. La preparación de las pieles que se secaban por el  frío y el sol era y es realizada por las mujeres (Foto 34). En la foto 38 vemos como era la capa impermeable, es de intestino de foca.

La chaqueta es de piel de Caribú, como también la prefirió Amundsen, pero es más que nada porque realmente abundó siempre. Se sostiene que la población del ártico se movió de Rusia al Atlántico siguiendo el avance del caribú. Este a su vez avanzó a medida que retrocedían los glaciares. Esta piel tiene dos pelos. El corto es el que brinda abrigo. Se usaban de a pares: del lado de afuera la piel con pelo largo y otra con el pelo corto hacia el cuerpo (Esto es lo que usaron los de Roald Amundsen).  Las botas de foca se cubrían con botas de caribú, como si fuese una galocha o zapato. Los mitones también eran dobles. Con caribú el pelo corto para calor y la piel de foca como impermeable. (Foto 35). En las fotos 36 y 37 se ve el grupo de Amundsen de frente y de atrás con las pieles que usaban para ir al Polo.

La capucha y bufanda están terminadas en piel de wolverine (gulo gulo) de la familia de los Mustelidae (comadreja) siendo la más grande de su especia. Su piel tiene pelo tan fino que tiene la particularidad que no se adhiere la nieve y no se convierte en hielo. Lo mismo con la piel de zorro del ártico. Las costumbres continúan incorporando ahora telas como el jean o las parcas de confección. (Fotos 39 y 40)

Pero el conocer bien el manejo de las pieles, la confección y el uso de cada piel en particular fue lo que le permitió a Roald Amundsen moverse con toda soltura hasta el Polo Sur.

_____________________________________________________________________________

Hoy en día hay variantes con la ropa dado que combinan por ejemplo el pantalón de Jean con botas de foca y anoraks modernos con capucha pero siguen agregando piel de zorro para que no se filtre la nieve en la capucha y en la cintura. Los guantes siguen siendo de caribú con foca externa. Varía según cada pueblo.

 

ARGENTINA:

La Vestimenta Antártica de Argentina comenzó a desarrollarse con elementos más apropiados a partir de la instalación de bases  en el Continente. El gran impulsor fue el Capitán Hernán Pujato. En si se uso la ropa del Ejército de Alta Montaña y algunos ítems mejorados que aprendió en su entrenamiento en Alaska.

Pero si vemos las fotos de Pujato en sus primeros tiempos esta con botas de caña alta y borceguíes. Luego apareció las botas con polainas copiadas de los ingleses y el clásico anorak anaranjado, con cuellos de zorro; también los pantalones del mismo material. Este iba por arriba de la ropa de abrigo. Los cambios en la ropa fueron acelerándose a comienzos de los 90.

Los comentarios están cerrados