Naufragios

En el mundo existen varias rutas o pasos claves, donde todos los buques necesariamente terminan por coincidir, y que hasta el siglo pasado eran los pasos naturales que permitían dar la vuelta al globo. Hablamos del Cabo de Buena Esperanza, el Cabo de las Tormentas y el más temido de todos, conocido como “El Cabo” con mayúsculas, el tempestuoso Cabo de Hornos. Con el tiempo, el hombre trató de hacer mas cortas y menos riesgosas las distancias a navegar y es así como aparecieron el Canal de Suez y el Canal de Panamá. El primer objetivo se logró con creces pero el segundo todavía sigue latente, no por factores climáticos pero sí por problemas políticos con las constantes amenazas de guerra. 

bt imagenes

Las rutas que daban la vuelta al Sur de América tenían leves variantes, todas ellas importantes de examinar. Los primeros barcos a vela que intentaban llegar al Pacífico pasaban por el Estrecho de Magallanes pero después del descubrimiento de Schouten y Le Maire, corroborado por los hermanos Nodal (1619), los capitanes encontraron más seguro doblar el Cabo de Hornos. Es que sin costas a sotavento correr algún temporal frente al Cabo de Hornos era más rápido y fácil que dentro del Estrecho de Magallanes.

Esto siguió así hasta la aparición del vapor. El primer buque a vapor cruza el Atlántico en 1819. Desde ese primer cruce pasaron muchos años de innovaciones tecnológicas que permitieran un real uso de la máquina a vapor. Los primeros vapores que cruzaron el Estrecho de Magallanes fueron el “Perú” y el “Chile” en 1840, que pertenecían a una compañía de Londres.
El Estrecho volvió a tener importancia y así lo vio Chile, mientras Buenos Aires estaba en continuas guerras civiles. De esa forma el gobierno chileno tomó posesión del Estrecho de Magallanes fundando “Fuerte Bulnes” en 1843. Ese mismo año se encontraron con la fragata francesa a vapor “Phaeton” y el ballenero “Fleury” también francés. En 1846 arribó un buque de guerra Inglés “Salamandre” y su comandante planteó la conveniencia de establecer relaciones comerciales con la colonia de las Malvinas. De las islas podían llevar ganado y del estrecho llevar madera. 

En 1849 se decide el traslado del asentamiento a un lugar más benévolo y se elige “Sandy Point” (Punta Arenas) un poco más hacia el este. En diciembre de ese año José de los Santos Mardones funda el pueblo. 

Poco valieron las protestas del gobierno argentino reclamando que se encontraban en tierras argentinas , dado que el limite natural era la cordillera.

bt imagenes

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *